Menú

Air Nostrum

Presión y amenazas a los pilotos de Air Nostrum

Los pilotos de Air Nostrum se ven amenazados por la dirección de la compañía si no cumplen sus parámetros de puntualidad. Air Nostrum antepone la rentabilidad económica a la seguridad aérea exprimiendo a los pilotos por encima de sus posibilidades

Iberia Regional Air Nostrum

Madrid, 22 de agosto de 2013. La Sección Sindical de SEPLA en Air Nostrum quiere denunciar la política empresarial que lleva ejecutando la compañía desde hace años, aunque con especial énfasis en los últimos meses. La dirección de la compañía valenciana presiona a sus pilotos para que atiendan la operación basándose exclusivamente en criterios económicos como la puntualidad, lo que les limita seriamente la capacidad para llevar a cabo la operación de manera segura y diligente.

En los últimos días, un Comandante de Air Nostrum ha sido gravemente sancionado y se le ha degradado a la condición de copiloto por no haber cumplido con las expectativas de puntualidad de la compañía. El retraso, tal y como explicó el Comandante, se debió precisamente a la necesidad de atender una anomalía que debía ser solventada. Un motivo que no resultó suficiente para los directivos de la compañía, que ya anteriormente habían dirigido varias comunicaciones a sus pilotos con el siguiente motivo:

«Sus datos de puntualidad se encuentran muy alejados de lo que se espera de un cargo de confianza como el que vd. ostenta, por lo que esperamos que, de forma inmediata, sus datos de puntualidad mejoren considerablemente. En caso contrario, nos veremos en la obligación de tomar las acciones oportunas.»

A estas presiones hay que añadir el viciado clima que reina en la compañía, y bajo el cual los pilotos se ven obligados a volar los aviones todos los días. La inestabilidad económica, que hace que muchos de ellos no se vean capaces de afrontar sus pagos mensuales, y los recortes constantes salariales y de personal, podrían mermar la capacidad de concentración de los pilotos y afectar a su toma de decisiones, una circunstancia que ya hemos visto en España que puede desembocar en trágicas consecuencias.

Cultura empresarial, seguridad aérea y factores humanos

El factor humano es determinante para el éxito o el fracaso de un vuelo. La responsabilidad que asumen los pilotos de los vuelos comerciales debe verse compensada, como históricamente se ha hecho, con una mínima estabilidad laboral y económica, que evite que el piloto tenga pensamientos más allá de los meramente relacionados con la operación aérea. La cultura empresarial de Air Nostrum, en consonancia con la tendencia imperante en el sector, consiste cada día más en degradar las condiciones de los pilotos y limitar su capacidad de maniobra a una simple tarea de obediencia a la directiva. Los conocimientos relacionados con la seguridad aérea, adquiridos durante su formación y su carrera profesional, son ignorados deliberadamente en aras de la sagrada puntualidad.

La Sección Sindical de SEPLA en Air Nostrum ha denunciado en reiteradas ocasiones las prácticas de la dirección ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, aunque hasta el momento no se ha obtenido respuesta. “Ya vimos hace no muchos años cómo una inadecuada cultura empresarial puede acabar en tragedia –lamentan desde la Sección Sindical-. Lo triste es ver que ni nuestras autoridades ni nuestros empresarios han reaccionado y, lejos de aprender de los errores del pasado, nos vemos abocados a una situación cada día peor”

Gabinete de Prensa SEPLA
91 309 67 59 / 680 58 11 36