Menú search

Aviación

Los pilotos, más unidos que nunca en el día de la Virgen de Loreto

Un año más, centenares de pilotos se reunieron el pasado día 10 de diciembre para celebrar la festividad de Nuestra Señora de Loreto, patrona de los aviadores. En esta ocasión además se renovaba la Mesa Rectora, tras cuatro difíciles años de legislatura en el que el sector aeronáutico ha sufrido importantes varapalos.

Más de 300 personas, entre pilotos, patrocinadores y otros organismos, asistieron al, ya tradicional, cóctel en el sofisticado ático, Jean Nouvel, del Hotel Silken Puerta de América, donde las espectaculares vistas del skyline de Madrid te hacen volar. Y precisamente sobre ese sentimiento versó el discurso de José María Íscar, ex secretario de SEPLA. Más que un discurso, evocaba a un viaje a los sentimientos a través de la música y las palabras, donde la realidad y los sueños se entremezclaban para finalmente sucumbir al placer por volar.

Tras más de 25 años perteneciendo al sindicato, su casa, los pilotos jubilados recibieron, entre aplausos y el calor del compañerismo que esta profesión se honra en reconocer, las Bücker de plata por su trayectoria en la aviación. La distinción de “Piloto del año” en esta ocasión se otorgó a los cinco controladores expedientados por despedir con una emotiva canción a nuestro compañero, el piloto, Francisco Ubet. Agradecidos y emocionados recibieron el galardón demostrando que ambos colectivos trabajando unidos son el eje principal, para la seguridad aérea.

Una noche mágica en la que, por unas horas, los pilotos olvidaron todos los conflictos y disfrutaron del orgullo de pertenecer a SEPLA, su sindicato.