Menú

Aviación

Cómo prevenir la transmisión del virus a bordo del avión

La IATA (Asociacion Internacional de Transporte Aéreo) ha publicado un informe sobre la posibilidad de contagio a en vuelo y cómo evitarlo

14 de mayo de 2020

El avión es el medio de transporte más seguro del mundo, y el Covid-19 no ha conseguido cambiarlo. La IATA ha elaborado un informe teniendo en cuenta los datos de 18 aerolíneas que representan un 14% del tráfico aéreo mundial, así como los recogidos de otras cuatro que contaron con un seguimiento posterior por parte de organismos de salud pública. Los datos recopilados sobre las primeras 18 compañías, arrojaron un resultado de siete contagios a bordo probados: tres de pasajeros a tripulantes y cuatro entre los pilotos. Ninguno entre el pasaje. Por su parte, las aerolíneas que tuvieron un seguimiento de salud pública contabilizaron hasta 1.100 contagios en un total de más de 100.000 pasajeros observados.

Los bajos índices de contagio se explican por varios factores como la casi inexistente interacción cara a cara a bordo. Y es que el espacio de la cabina complica la transmisión, puesto que los respaldos de los asientos también suponen una barrera física entre pasajeros. Además, la reducida movilidad dentro del aparato también reduce los riesgos.

Por otro lado, los medios técnicos con los que cuenta el avión dificultan al máximo la transmisión de coronavirus. Se trata de los filtros HEPA, que equipan los aparatos limpian y esterilizan el aire continuamente. Además, el aire en cabina no queda estancado ni fluye a lo largo de la cabina, sino que sigue un ciclo desde arriba hacia abajo, minimizando el contacto de un pasajero con el aire que respira otro y las gotitas que este pudiese expulsar.

Por último, existen otros criterios que dependen tanto de los propios pasajeros como de los controles que se puedan realizar. Es recomendable no viajar si se siente malestar o sintomatología del virus. Además, es posible monitorizar la situación del pasaje antes de embarcar mediante, por ejemplo, controles de temperatura. Igualmente, el uso de mascarillas y guantes es indispensable si se va a viajar o, en su defecto, guardar una meticulosa higiene de manos evitando el contacto con otras personas. Todas estas medidas contribuyen a hacer del avión uno de los medios de transporte más seguros y eficaces en lo que respecta a la propagación del Covid-19.

-Se adjunta el estudio de IATA