Menú

UniDOS por tu Seguridad | Seguridad aérea

Sepla, referente de medios de comunicación en los accidentes de Japan Airlines y Alaska Airlines

Por fortuna, y en una industria con 200.000 despegues al día, se pueden contar con los dedos de una mano las ocasiones en que se producen accidentes aéreos como el ocurrido en el aeropuerto de Tokio – Haneda, donde un A-350 de Japan Airlines que estaba tomando tierra colisionó con avión de la Guardia Costera japonesa que se encontraba en pista. También son rara avis los incidentes como el producido en pleno vuelo por un avión Boeing 737-MAX 9 de la compañía Alaska Airlines, que sufrió una descomprensión en cabina al desprenderse una parte del fuselaje. En ambos casos, gracias al excepcional trabajo desempeñado por las tripulaciones, se evitó una tragedia mayor. 

Apenas recién estrenado 2024, el 2 de enero, tuvo lugar el accidente del A-350 en el aeropuerto de la capital japonesa. Tres días más tarde, ocurría el incidente con el 737 MAX 9 en Estados Unidos. Un periodo de tiempo muy corto en el que los medios de comunicación de todo el mundo se volcaron para informar sobre estos dos sucesos, tan poco frecuentes en la aviación comercial. 

En España, los pilotos que forman parte del Departamento Técnico de Sepla han sido los referentes de los medios televisivos, de radio y de prensa. Los portavoces del sindicato han trabajado sin descanso recopilando datos y extensa documentación para explicar y resolver a la opinión pública española todas las dudas que han planteado estos sucesos aéreos, de acuerdo con la información conocida y sabiendo que habrá que esperar a la conclusión de las investigaciones para tener la fotografía exacta de lo acontecido.  Asimismo, han hecho hincapié en la importancia de seguir los protocolos de seguridad por parte de los pasajeros. 

Accidente A-350 Japan Airlines y avión Guardia Costera (Japón) 

¿Qué ha ocurrido?  

Esa es la pregunta más repetida por los medios de comunicación a la que se enfrentaron los expertos que forman parte del Departamento Técnico del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas.  

Acababa de producirse un accidente en pista en el aeropuerto de Tokio-Haneda donde se vieron involucrados un Airbus 350 de la compañía Japan Airlines aterrizando y un avión de la Guardia Costera japonesa que al parecer había realizado una incursión en esa misma pista. Un total de 367 pasajeros salvaron la vida gracias a la pericia de los pilotos y el excelente trabajo de los tripulantes de cabina, que realizaron una evacuación ejemplar. Lamentablemente, 5 miembros de la tripulación del avión de la Guardia Costera japonesa fallecieron como consecuencia de la colisión.  

Francisco Cruz, responsable de los Comités Locales de Seguridad en pista, colaborador del Departamento Técnico de Sepla y comandante del mismo modelo de aeronave que sufrió el accidente en suelo japones, fue el encargado de explicar las primeras informaciones que llegaban desde el país nipón en el Canal24Horas de RTVE. 

¿Qué es una incursión en pista? ¿Y cómo es posible?  

A medida que las informaciones iban saliendo a la luz, la opinión pública comenzaba a entender la magnitud de lo que estaba pasando en Japón, una información que solo se podía explicar con la ayuda de expertos en la materia. Francisco Cruz contaba en qué consiste una incursión en pista en el informativo de Antena 3. 

¿Cuáles son las claves que explican la evacuación modélica del A-350? 

El accidente más grave debido a una colisión por una incursión en pista sucedió en nuestro país. Han pasado casi 50 años desde el accidente de Los Rodeos (Tenerife, 1977), que supuso la mayor tragedia de la aviación comercial. ¿Por qué el accidente del A-350 de Japan Airlines fue diferente? ¿Cómo fue posible evacuar a 367 pasajeros y a los 12 miembros de la tripulación? A estas preguntas dio respuesta Lucía Aránega, piloto de A-350 e investigadora de accidentes en el Departamento Técnico de Sepla donde ejerce como colaboradora.  

Francisco Cruz, también habló sobre el protocolo a seguir en accidentes de este tipo y, sobre todo, cuáles son las claves para llevar a cabo una evacuación, no sólo exitosa, sino ejemplar.

Incidente Boeing 737 MAX 9 de Alaska Airlines 

El viernes 5 de enero, tan solo 3 días después de producirse el accidente del A-350 de Japan Airlines, llegó a las escaletas de los informativos una nueva noticia relacionada con un incidente aéreo. En esta ocasión, se trataba del vuelo de Alaska Airlines que había despegado del aeropuerto de Portland (Oregón) con destino a Ontario (Canadá). Poco después de despegar, el Boeing 737 MAX 9 de Alaska Airlines perdió parte del fuselaje de la aeronave provocando la despresurización de la cabina y obligando a los pilotos a realizar un aterrizaje de emergencia.  

Afortunadamente y (de nuevo) gracias a la pericia de los tripulantes técnicos, en coordinación con el ejemplar trabajo de los tripulantes de cabina, fue posible que los 171 pasajeros y los 6 miembros de la tripulación que iban en la aeronave aterrizasen sin mayores incidencias que algunos heridos leves. 

Una vez más, los medios de comunicación necesitaban la ayuda de los expertos en la materia, pilotos especializados en accidentes e incidentes y con años de experiencia, que fueran capaces de responder a las preguntas que surgen tras producirse un suceso tan poco frecuente como este. 

¿Qué produjo la despresurización del vuelo de Alaska Airlines?  

El desprendimiento de una parte del fuselaje del Boeing 737 MAX 9, concretamente una puerta de emergencia fue la causa de la despresurización del avión. Este suceso provocó que, como medida de precaución, se quedasen en tierra, hasta su revisión, un total de 171 aeronaves del mismo modelo en todo el mundo. Este modelo específico no vuela en Europa. 

Íñigo Martín Apoita, piloto y también colaborador del Departamento Técnico de Sepla, se encargó de explicar a los medios de comunicación que había ocurrido durante la operativa de este B-737 MAX de Alaska Airlines, con los datos que había hasta ese momento. 

¿Cómo se evitó una tragedia mayor?  

Los periodistas que se hicieron eco de la noticia del vuelo de Alaska Airlines necesitaban respuestas. No solo sobre qué había ocurrido durante la operativa truncada por la despresurización de la cabina, sino también sobre cómo fue posible evitar un episodio más grave. 

Daniel Escohotado, vicepresidente de Sepla, director de Comunicación del sindicato y comandante de Boeing 787 arrojó luz sobre las incógnitas relativas a este punto, destacando la importancia del entrenamiento y actuación de los pilotos y los tripulantes de cabina. 

 

La importancia de, al menos, 2 pilotos en cabina 

La llegada del año 2024 ha comenzado con turbulencias para el sector aéreo. El merecido primer puesto a nivel mundial como medio de transporte más seguro para el avión se ha puesto a prueba. A pesar del accidente del A-350 de Japan Airlines y el incidente de B-737 MAX 9 de Alaska Airlines, podemos decir que los vuelos comerciales siguen siendo el transporte más seguro del mundo. Cientos de miles de operativas diarias lo demuestran con datos que pueden ser analizados y comparados.  

Sin embargo, no podemos olvidar que miles de profesionales trabajan incansablemente cada día para mantener este alto estándar de seguridad de la aviación. 

En este sentido, es impensable entender la seguridad de una operativa sin, al menos, dos pilotos en cabina.  

Precisamente evitar que ocurra otra vez un accidente como el de Los Rodeos, que cambió para siempre la instrucción de los pilotos creando el CRM y dando prioridad máxima a la comprobación cruzada es lo que vuelve a ponerse en riesgo. ¿Tan corta es nuestra memoria? 

Quitar a un piloto de cabina es una idea muy peligrosa para la seguridad aérea. Iniciativa que surge de los propios fabricantes y a la que se opone firmemente Sepla.  

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas se ha sumado a la campaña mundial para garantizar que no se erosionen los estándares actuales que han convertido a la aviación en la forma de transporte más segura.  

Siempre DOS pilotos en cabina. 

#UniDosportuSeguridad