Menú

Seguridad aérea

¿Quieres ser investigador de accidentes aéreos?

Abierto el plazo de preinscripción para el Curso de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aeronaves de la Universidad Politécnica de Madrid, en el que Sepla participa activamente

15 de julio de 2020.

Vuelve el único curso en castellano sobre investigación de accidentes aéreos. La séptima edición del curso de postgrado de investigación de accidentes e incidentes de aeronaves comenzará el próximo 21 de septiembre en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aérea y del Espacio de la UPM. Este año, se ofrece la modalidad presencial y la semipresencial, con 30 plazas para cada una.

Este curso está avalado por todas las instituciones y entidades implicadas en el ámbito de la seguridad aérea, entre ellas Sepla, que aporta varios ponentes de diferentes materias. Su objetivo es proporcionar los conocimientos y herramientas imprescindibles para que, al finalizarlo, el alumno pudiera participar activamente en una investigación de un accidente aéreo.

Con una duración de 110 horas lectivas (10 créditos ECTS), el Curso de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aeronaves (INACCaero), comprende cuatro módulos: Definiciones, historia y normativa/organización; Aeronaves, conceptos básicos; Proceso de investigación, factores objeto de la investigación; Productos de la investigación, informes, prevención.

En el curso se estudian casuísticas tanto de aeronaves civiles como militares y por ello, se ha convertido además en el curso de referencia del Ministerio de Defensa para que los miembros de las Fuerzas Armadas reciban formación en este campo.

INACCaero alcanza la 7ª edición, con más de 300 alumnos formados en su haber, con perfiles muy diversos, pues este posgrado no es exclusivo para estudiantes ni profesionales del sector aeronáutico. Abogados, médicos, psicólogos, periodistas, también se interesan por el curso junto con pilotos, ingenieros, controladores, personal de mantenimiento, etc.

La edición de 2020 ha visto modificada sus fechas habituales a causa de la pandemia del coronavirus y se traslada al mes de septiembre cuando la Universidad Politécnica de Madrid recuperará su actividad docente, siguiendo en todo cado todas las medidas y protocolos de prevención del contagio del covid19 establecidas por las autoridades sanitarias. Se ofertan un total de 60 plazas, 30 de ellas para la modalidad presencial y las otras 30 para la modalidad semipresencial.

La modalidad presencial contempla nueve semanas de formación, con clases tres días a la semana en horario de tarde (4 horas) en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio (ETSIAE) que se inician el 21 de septiembre y finalizan el 19 de noviembre. La modalidad semipresencial también de nueve semanas de formación, se distribuye en siete primeras semanas on line y dos últimas presenciales, incluyendo clases teóricas, actividades prácticas y la presentación y evaluación del trabajo final.

La preinscripción está abierta en https://www.upm.es/atenea/ hasta el 11 de septiembre. Podrán matricularse, bien quienes estén en posesión de un título universitario (de cualquier rama), bien quienes estén en posesión de licencias, habilitaciones, o autorizaciones aeronáuticas civiles o militares, o bien quienes acrediten una experiencia profesional relacionada con la seguridad y o la actividad aeronáutica que pueda verse afectada por la investigación de un accidente aéreo.

Unidos por la seguridad aérea

INACCaero está respaldado por: la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), la Comisión para la Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM), el Instituto Iberoamericano del Derecho Aeronáutico y del Espacio y de la Aviación Comercial (IIDAEAC), la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), la Asociación Española de Pilotos (AEP), el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) y la Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Líneas Aéreas (IFALPA). Todas estas entidades e instituciones entienden las investigaciones sobre accidentes e incidentes aéreos como el primer paso para prevenir accidentes futuros y, por tanto, este curso es una herramienta más de contribución a la mejora de la seguridad aérea, pues se necesitan profesionales adecuadamente formados en esta materia.