Menú

Norwegian

Norwegian neutraliza la huelga de sus pilotos en Noruega con sus tripulaciones de España

Los utilización de sus pilotos de España, que están contratados por terceras empresas, demuestra que Norwegian actúa de facto como único empresario

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas ha interpuesto una demanda de conflicto colectivo ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje –SIMA- por incumplimientos en los contratos de los pilotos que operan los aviones de Norwegian en España. SEPLA ha presentado demanda contra la matriz, Norwegian Air Shuttle, y sus dos subsidiarias en España, OSM Aviation y Norwegian Air Resources Spain, por acordar el boicot de la huelga en Noruega mediate el aporte de pilotos de sus bases españolas para cubrir la producción que los pilotos en paro han dejado sin operar.

Esta práctica, además de vulnerar el derecho de huelga de los pilotos noruegos, supone un incumplimiento de los contratos de sus pilotos en España, al cambiarles el lugar desde el que operan y estar siendo forzados por la empresa a cambiar de base sin consentimiento previo del trabajador.

La mayor parte de los pilotos de Norwegian en España trabajan para dos compañías subcontratadas por la noruega al único efecto de proveerles de personal para operar los aviones de las seis bases que tienen en nuestro país. Estas dos empresas (OSM Aviation Spain y Norwegian Air Resources Spain) comenzaron a funcionar a finales de 2014, forzando a los pilotos que trabajaban hasta la fecha para otra empresa subcontratada por Norwegian a cambiar de contratista.

La práctica de recurrir a empresas subsidiarias para acceder a tripulantes de cabina y pilotos pretende convertirse en la tónica general de todas las bases europeas de Norwegian. La compañía escandinava se ha expandido en el continente a base de utilizar otras empresas -ETT, brókers o empresas creadas ad hoc- para proporcionar personal a la operadora. Con este complicado esquema mercantil, la compañía noruega ha conseguido invadir el mercado aeronáutico europeo con ventajas competitivas inigualables, basadas en los ínfimos costes laborales y sociales que soporta la empresa, y que le permite ofrecer billetes más baratos que los de sus competidoras.

La utilización de una tercera compañía, que es la que posee un vínculo contractual con los pilotos de Norwegian, impide la interlocución y representación sindical de SEPLA con el verdadero compañía para la que trabajan los pilotos: Norwegian Air Shuttle. En este sentido, SEPLA considera que la utilización de los pilotos contratados directamente por OSM y NAR ES para cubrir la producción de Norwegian en Noruega, supone una demostración clara de que nos encontramos ante un único empresario, Norwegian Air Shuttle, que es verdadero responsable de sus trabajadores.

A pesar de representar a más del 80 por ciento de los pilotos de Norwegian en España, SEPLA sigue sin haber sido reconocido como interlocutor ante la empresa. SEPLA ya denunció ante la inspección de trabajo a OSM Aviation Spain, una de las compañías proveedoras de personal para Norwegian en España, por irregularidades en los contratos de trabajo de los pilotos.