SEPLA Noticias

10/06/2022
La práctica cuestionable del "pay to fly"
Hay dos características fundamentales que, generalmente, tiene el piloto cuando entra en cualquier aerolínea para prestar sus servicios: la capacitación técnica que requiere el desarrollo de su profesión y la pasión por volar. En ocasiones, estas dos cuestiones se entremezclan y la ilusión del piloto por iniciar su prestación de servicios en una línea aérea puede verse diluida entre las obligaciones y compromisos que la compañía le impone, a veces, de forma abusiva.

Un claro ejemplo de ello se ha producido en las aerolíneas de las Islas Canarias en las que los pilotos, antes de ser contratados formalmente por la operadora, eran obligados a firmar un precontrato laboral y un contrato de préstamo con la misma. Con la firma de ese precontrato, el piloto se comprometía a obtener la habilitación de tipo de la aeronave que operaba la compañía y, a su vez, a devolver el importe de dicha habilitación una vez fuese contratado por la empresa mediante un cuadro de amortización de cuatro años. Asimismo, en caso de causar baja voluntaria, entre otros supuestos, sin que estuviese abonado el importe total de la habilitación, el piloto debería hacerse cargo de la cuantía pendiente de amortizar derivado de la habilitación. De esta forma la compañía se sitúa en una clara situación de superioridad frente al piloto, cuyo interés es desarrollar su trabajo con profesionalidad.

 

La Asesoría Jurídica de Sepla ha defendido a varios pilotos que se encontraban en esta situación a los que, tras finalizar su relación laboral con la compañía, ésta les reclamaba la devolución del préstamo concedido por la obtención de la habilitación de tipo al no haberse alcanzado la efectiva prestación de servicios por cuatro años.  

 

Diversas sentencias, tanto de los Juzgados de lo Social como del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Canarias, han determinado que dicha práctica es ilegal, en tanto que la firma del contrato de préstamo encubría un pacto de permanencia ilícito al ser su duración superior a dos años y que, adicionalmente, no tenía una causa válida puesto que no hay un desplazamiento patrimonial bidireccional empresa-trabajador. Por lo tanto, no respetaba la proporcionalidad y equilibrio necesarios que este tipo de pactos debe implicar.

 

Con ello seguimos defendiendo que la política de “pay to fly” no debe estar presente en nuestro sector. Desde Sepla seguimos dando pasos para terminar con las barreras que se imponen por parte de las aerolíneas a los pilotos para ejercer la profesión y desde nuestra Asesoría Jurídica se están dando los pasos necesarios para eliminar estos pagos abusivos, defendiendo los derechos de los trabajadores ante los órganos de la jurisdicción social.

 

Asesoría jurídica de Sepla

Compartir en
Suscríbete por RSS
Volver

HEMEROTECA

NEWSLETTER

VIDEO DESTACADO

12/12/2021 | Patrona 2021. Toda una vida volando
 
SEGURO DE PERDIDA DE LICENCIA
 
ÁREA PARA PERIODISTAS

Recibe las noticias de SEPLA

 
ACUERDOS

Disfruta de las ventajas de estar afiliado a SEPLA

 
ÚNETE A SEPLA

Juntos somos más fuertes

 
La VIA al empleo

Ofertas de trabajo en el extranjero

 
AVIADORAS

Un proyecto para darnos
voz

Accede a nuestra última revista

EL 5G