Noticias del resumen de prensa

08/10/2021
Iberia tropieza con Bruselas en la compra de Air Europa
La Comisión Europea sigue viendo problemas de competencia y la filial de IAG, que ve estratégica la adquisición, prepara una contrapropuesta.

EXPANSIÓN

Iberia busca salvar la adquisición de Air Europa, amenazada por el estricto análisis de la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea (CE), las objeciones de competidores directos como Air France-KLM y Lufthansa, y el deterioro económico progresivo de la compañía objeto de adquisición. El pasado viernes, la compañía presidida por Javier Sánchez-Prieto recibió un pliego de cargos (statement of objections) en el que la CE concluye que sigue habiendo problemas de competencia; el contenido no ha trascendido hasta el momento. IAG, matriz de Iberia, dispone de un mes para responder a ese informe. Los plazos no son eternos: Bruselas se ha fijado el 3 de diciembre como fecha límite para publicar su dictamen definitivo, a no ser que se solicite una nueva prórroga en un proceso que dura ya dos años.

El documento remitido por la CE a la filial de IAG tiene más de 400 páginas y da una idea de que Bruselas no lo pondrá nada fácil. La cuestión radica en los solapamientos de las rutas hacia Sudamérica, más que dentro de España (especialmente entre Madrid, y las Baleares y las Canarias) o Europa. Aunque Iberia propuso ceder derechos de despegue (slots) de vuelos intercontinentales a World to Fly y de corto radio a Volotea, Competencia pide ir más allá.

La respuesta que elaborará ahora Iberia no es el último intento para salvar la operación. Fuentes consultadas comparan el proceso con una carrera de fondo en la que las dificultades van creciendo una vez atravesado el ecuador, pero el deportista tiene fuerzas y está motivado para cruzar la meta final.

Cantidad y calidad
El problema no radica tanto en el número de rutas -Bruselas reconoció inicialmente que tenía la lupa puesta sobre 70 conexiones, pero la cifra es ahora menor-, sino en qué corredores habría que ceder terreno a la competencia. Iberia no está dispuesta a comprar Air Europa para tener que desprenderse de la parte más rentable y estratégica, lo que desfiguraría el resultado de una operación que aún se ve estratégica.

Un problema de fondo es la diferente óptica con la que se observa la compra en Madrid y en Bruselas. Iberia quiere reforzarse en la capital española para que Barajas pueda competir en las rutas con Iberoamérica contra París, Ámsterdam o Fráncfort, donde las respectivas aerolíneas tienen una cuota sensiblemente superior a la de Iberia en Barajas. En cambio, la CE lo analiza sobre todo como un asunto español, sin tener en cuenta que en muchos de estos vuelos se realiza antes una escala. Eso, sin tener en cuenta que el peso de Madrid en las rutas entre Europa y Asia es casi nulo.

Fuentes del sector aseguran que todavía no se puede dar por hecho que fracasará o que se llevará a cabo la compraventa. Lo único claro es que el descarrilamiento de la operación dejaría a la compañía con sede en Llucmajor (Mallorca) en una situación al borde de la quiebra. Lo saben -y lo temen- los sindicatos de la aerolínea y el Govern de Francina Armengol. No es ajeno tampoco el Ministerio de Transportes, que ya consideró prioritario que la Sepi auxiliase a Air Europa con 475 millones, el rescate de mayor importe de los realizados hasta ahora. El problema sería, al menos, triple: 3.576 empleados en la calle, al menos 600 millones públicos desperdiciados y pérdida de conectividad.

Iberia y la CE intercambiarán documentación en las próximas semanas con el objeto de acercar posturas, pero también se da audiencia a la competencia, que ha dejado bien claro en Bruselas su oposición a la concentración. La CE les ha remitido al menos dos cuestionarios para preguntarles su opinión y los efectos que podría tener la adquisición.

Los dos principales competidores de IAG en el largo radio habrían planteado que la compra frustraría parte de sus planes de crecimiento en las rutas entre sus hubs y América, y por tanto no podrían arañar cuota de mercado. Otras bazas que se han jugado son que IAG es, en último término, más inglesa que española -tiene la sede operativa en Londres- y que su principal accionista es Qatar Airways (25,14%).

Sustitución
En el corto radio (vuelos insulares y con Europa, sobre todo), Ryanair ha explicado varias veces que estaría en disposición de sustituir la operativa de Air Europa a precios más económicos.

En cambio, puede jugar a favor de Iberia la situación cada vez más delicada de Air Europa, con unas pérdidas de 427 millones el año pasado tras desplomar su facturación un 68%, hasta los 758 millones. La compra, pactada inicialmente en 1.000 millones, se rebajó a la mitad tras el rescate de la Sepi. Además, la antigua aerolínea de los Hidalgo obtuvo 140 millones del ICO. En sus últimas cuentas, el grupo reconoce que necesitará otro rescate, que se espera para las próximas semanas. Más deuda obligaría a Iberia a renegociar el precio, como ha reconocido Sánchez-Prieto.

NEGOCIO
Tanto por beneficio como por operativa, las principales rutas para Iberia y para Air Europa son las intercontinentales. En 2019, año previo a la pandemia, más del 60% de los ingresos de la filial de IAG procedieron de las rutas de largo radio.

Compartir en
Suscríbete por RSS
Descargar PDF
Volver

NEWSLETTER

VIDEO DESTACADO

01/07/2021 | Mach82 Digital
 
SEGURO DE PERDIDA DE LICENCIA
 
ÁREA PARA PERIODISTAS

Recibe las noticias de SEPLA

 
ACUERDOS

Disfruta de las ventajas de estar afiliado a SEPLA

 
ÚNETE A SEPLA

Juntos somos más fuertes

 
La VIA al empleo

Ofertas de trabajo en el extranjero

 
AVIADORAS

Un proyecto para darnos
voz

Accede a nuestra última revista

Desprotegidos ante el ERTE