Noticias del resumen de prensa

25/10/2021
Las aerolíneas lanzan una ofensiva de vuelos para superar el nivel pre-Covid
Iberia, Air Europa, Ryanair, easyJet y el resto de operadores programan un 1,9% de operaciones más que en 2019 e intentan animar la demanda.

EXPANSIÓN 

 

Las aerolíneas ofrecen por fin, más de un año y medio después del estallido de la pandemia, indicios de que el negocio ha superado la crisis y vuelve a los niveles de 2019. Los vuelos programados en España para la temporada de invierno, que va de octubre de 2021 a marzo de 2022, son ya un 1,9% superiores a los del mismo periodo de 2019. Serán 672.000 y tendrán a Canarias y Baleares como principales destinos, según la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), en la que participan Iberia, Ryanair, Air Europa, easyJet, Air France o Lufthansa.

 

La cifra no solo es una señal de recuperación, sino de que las aerolíneas están dispuestas a dar la batalla en su vuelta a la normalidad. Hay más vuelos, pero el factor de ocupación aún está por debajo de 2019. La previsión es que sea del 68%, frente al 85% antes del Covid. Más aviones pero menos llenos tendrán como resultado un número de pasajeros aún un 5,2% inferior al de 2018.

 

Para recuperar la demanda y volver a llenar los aviones, las aerolíneas están optando por recurrir a las ofertas. En el low cost, Ryanair ha retomado las campañas relámpago con el objetivo de liderar la recuperación en Europa. Ha ofrecido vuelos por 29,9 euros y ha programado tanto en España como en otros países 700 rutas con 20 millones de asientos. easyJet ha reforzado sus conexiones con España, especialmente con Canarias y Baleares, y ya ha recuperado los aviones aparcados durante la pandemia.

 

'Low cost'

 

Los operadores low cost son los mejor posicionados porque dominan los vuelos de corto radio. Estos enlaces se anticipan en la recuperación a los de largo radio, que tienen un margen más elevado, pero peor pronóstico. La recuperación de los vuelos turísticos con EEUU a partir del 8 de noviembre será la gran oportunidad para la remontada de las aerolíneas de IAG. Iberia acaba de reforzar su temporada de invierno con una ofensiva comercial que incluye vuelos a EEUU por apenas 111 euros y 70 vuelos semanales al país.

 

En la revisión de sus previsiones ofrecida ayer, ALA considera que las aerolíneas sitúan la recuperación definitiva en 2023 o 2024, cuando se normalicen los vuelos internacionales. En septiembre, el tráfico doméstico equivalía al 82% del anterior a la pandemia, pero el de los vuelos intraeuropeos era del 53% y el de los intercontinentales, de apenas el 40%. Entre los países que han establecido más impedimentos, como Argentina y Brasil, los desplomes del tráfico son hasta septiembre superiores al 80%, según Aena, mientras que otros con fronteras abiertas, como México y Colombia, donde no se pide ni cuarentena ni test de Covid, la caída es más moderada.

 

Por el momento, en las rutas con América la mejoría apenas ha llegado y en los corredores con Asia la situación es peor, con retrocesos entre el 90% y el 100%. En lo que va de año, han viajado 32.883 pasajeros a China, un 92% menos que antes del Covid.

 

Ahora es cuando comienza el gran levantamiento de restricciones de viajes internacionales, lo que, sumado a los altos índices de vacunación, permite afrontar el invierno "con optimismo", a juicio de ALA. Como preocupación de fondo, subyace el aumento de los precios del petróleo, que ejerce presión sobre la matriz de costes de las empresas.

 

El otro catalizador serán los viajes de trabajo. "La recuperación total de los tráficos internacionales y del segmento de viajes de negocios será clave para consolidar el sector y volver a la velocidad de crucero de antes de la pandemia", afirmó ayer Javier Gándara, presidente de ALA.

 

A la espera de superar la pandemia, las aerolíneas siguen pidiendo coordinación internacional en los requisitos para viajar y el reconocimiento mutuo de certificados.

 

LA DIFICULTAD DE PROGRAMAR LOS VUELOS

 

La recuperación del sector depende de varios factores: las facilidades que ponen los países para programar vuelos y las restricciones a la movilidad de los viajeros. En este cóctel también ha ayudado la potenciación del transporte de mercancías para hacer más rentables los vuelos. Ciertos países como Venezuela, China, Japón y Uruguay están cerrados al turismoy las exigencias de las autoridades hacen casi inviable la entrada para los extranjeros. En estos casos, las aerolíneas no operan conexiones regulares: los viajeros que se han desplazado hacia Japón en los últimos meses corresponden a vuelos especiales -sobre todo, por los Juegos Olímpicos y Paralímpicos- y en el caso de China se trata de chárteres. Argentina ha autorizado los vuelos con cuentagotas y con poca antelación, aunque la situación comienza a cambiar ahora y el 1 de noviembre se permitirá la apertura al turismo y compañías como Iberia podrán ofrecer en breve un vuelo diario. La situación es muy diferente en México y la mayoría de países centroamericanos, sin apenas restricciones. Tras un año y medio, Estados Unidos tiene previsto reabrir sus fronteras al turismo a partir de noviembre, lo que supondrá una verdadera inyección de optimismo para grupos como IAG -que depende de este corredor-, además de las compañías basadas en aquel país. "A una aerolínea de red como Iberia no solo nos afectan las restricciones desde España a América Latina o Estados Unidos y viceversa, sino también las que se establezcan en cada uno de los países europeos, porque el 50% de nuestros clientes de los vuelos de largo radio son conexiones, es decir que no inician su viaje en Madrid", apuntan fuentes de la compañía española. Iberia ha explicado en numerosas ocasiones las dificultades que ha tenido para organizar una programación estable y sin marcha atrás.

 

ESPAÑA APENAS HA RECUPERADO SOLO UN 25% DEL TRÁFICO INTERCONTINENTAL

 

España solo ha recuperado un 25,5% del tráfico intercontinental previo al coronavirus para desesperación de compañías como Iberia y Air Europa, pero también para otras como Qatar Airways, American Airlines, Delta Air Lines, Emirates, Cathay Pacific, Latam, Aeroméxico, Singapore Airlines o Aerolíneas Argentinas, que consideran Madrid y Barcelona como rutas importantes en sus redes.

 

Según datos de Aena correspondientes a los nueve primeros meses del año, por los aeropuertos españoles han pasado 4,69 millones de pasajeros de vuelos intercontinentales, frente a los 18,37 millones de antes de la pandemia. Aquí se incluyen todas las conexiones con África, América y Asia, no todas de largo radio, pero sí la mayoría.

 

La recuperación de poco más del 25% de la actividad intercontinental -con grandes variaciones según el destino- contrasta con el 35,8% de la media de toda la red de Aena en España y del 54,5% de los turistas nacionales.

 

Si en vez de analizar los nueve primeros meses del año se tiene en cuenta solo el último trimestre (de julio a septiembre), cuando se habían comenzado a levantar buena parte de las restricciones en España, las rutas fuera de Europa captaron el 38% de los viajeros pre-Covid, frente al 84% en las conexiones dentro de España, incluidas las interinsulares. Todos estos datos demuestran la dualidad que se está produciendo en el mercado aéreo: mientras que las rutas nacionales y europeas se van aproximando a los niveles de 2019, el largo radio está lejos de las cifras de hace dos años.

 

Las aerolíneas siguen de cerca la evolución de estos datos porque su negocio se centra precisamente en las conexiones de largo radio. En el caso de Iberia, en 2019 el 61% de sus ingresos procedieron de este negocio.

Share
Subscribe by RSS
Download PDF
Back

NEWSLETTER

FEATURED VIDEO

12/12/2021 | Patrona 2021. Toda una vida volando
 
LOSS OF LICENSE INSURANCE

 

 
PRESSROOM FOR JOURNALISTS

Receive news from SEPLA

 
AGREEMENTS

Enjoy the advantages of being a member of SEPLA 

 
JOIN SEPLA

Together we are stronger

 
Employment Offers

Jobs Abroad

 
AVIADORAS

Un proyecto para darnos voz

Read our latest magazine

MACH82 Nº213 EL 5G