LEVANTE.COM

 

El hidrógeno está de moda. Europa prevé que represente hasta una cuarta parte del mix energético en 2050. El Gobierno le ha asignado al menos 1.600 millones de euros en el plan España Puede, más que a la sanidad y a la educación. El hidrógeno sirve para transportar energía producida por otras fuentes. Se clasifica en «colores». El gris se genera a partir del gas natural (CH4), causando emisiones. De hecho, es más intensivo en carbono que el uso directo del metano. El verde se genera a partir de electricidad, por medio de la electrólisis del agua. El auténtico viene de electricidad renovable, sin embargo, parte del fluido suele venir de fuentes fósiles. El azul es hidrógeno gris en cuya producción se aplica un sistema de captura y almacenamiento de emisiones. Este proceso reduce en un 60% las emisiones del gris.