Menú search

Ryanair

El piloto demandado por Ryanair no vulneró el derecho al honor de la compañía

Ryanair demandó a un piloto por sus declaraciones publicadas en ABC sobre los aterrizajes de emergencia declarados el verano de 2012. La Juez ha considerado que las expresiones utilizadas han sido “proporcionadas” con el fin de opinar sobre un hecho noticiable. Tanto la CIAIAC como la autoridad de aviación irlandesa recomendaron a la compañía modificar su política de combustible

La Justicia de Madrid ha desestimado la demanda de Ryanair contra el piloto Jorge Ruiz de Almirón por atentar, según la afectada, contra su derecho al honor al verter unas declaraciones ante los medios de comunicación el pasado año, en las que cuestionaba las prácticas de la compañía en los casos de aterrizajes de emergencia por falta de combustible ocurridos el 26 de julio de 2012.

Así lo ha estimado la Magistrada del Juzgado de Primera Instancia de Madrid, en una sentencia en la que se debate la colisión entre dos derechos fundamentales: el derecho al honor y el derecho a la libertad de información y libertad de expresión. Según la Juez, el derecho al honor de Ryanair no habría sido vulnerado por las declaraciones del piloto de Iberia, que se limitó a “opinar sobre un hecho noticiable” –las tres emergencias por falta de combustible declaradas por sendos aviones de Ryanair el 26 de julio de 2012- sin que ninguna de ellas resultase “innecesaria, insultante o vejatoria”.

Las manifestaciones “atienden a una serie de acontecimientos cuya realidad no se ha cuestionado y que revelan que algo falló en la planificación de los tres vuelo”. Y prosigue: “si se tuvo que activar la alarma por combustible en el aeropuerto de Valencia es que las previsiones no fueron las adecuadas para atender situaciones como la producida –desvío de los aviones a otro aeropuerto por circunstancias meteorológicas-”.

En conclusión, el piloto José Ruiz de Almirón se habría limitado a ejercer su derecho de expresión que, “atendiendo a las circunstancias descritas, debe prevalecer en este caso sobre el derecho al honor” defendido por Ryanair en su demanda inicial.

Aval a las tesis de SEPLA

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) se ha felicitado por la sentencia, que avala las tesis que se han mantenido desde SEPLA y desde diversas instituciones sobre la política de combustible de la compañía. Un aval ratificado por la propia Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) española, y la Autoridad Irlandesa de Aviación (IAA), que recomendaron a Ryanair revisar su política de combustible tras estos sucesos.

Desde los sucesos del verano de 2012, Ryanair se ha embarcado en múltiples procesos judiciales contra medios de comunicación, instituciones, asociaciones e incluso personas físicas por supuestas vulneraciones a su derecho al honor. La mayor parte de ellas han sido desestimadas.

Ryanair ha demostrado así su intención de acabar con cualquier voz que ponga en duda su política empresarial y de seguridad. En el mismo sentido se explica su constante negativa a reconocer cualquier tipo de representación sindical entre sus empleados, o su reciente decisión de despedir a un piloto que cuestionó por televisión las prácticas de la compañía.

En este sentido, SEPLA quiere hacer hincapié en su papel de defensor de la seguridad aérea, para lo que llamará la atención sobre cualquier tipo de anomalía que detecte en cualquier aerolínea en la que haya un mínimo indicio de mala praxis.

Ryanair Pilots Group, en España

Ryanair Pilots Group (RPG), asociación que reune a más del 50% de los pilotos de Ryanair, ha estado en las bases de Madrid, Barcelon y Gerona para informar a los pilotos sobre la importancia de estar representados en un grupo.

RPG se crea en 2012 con el objetivo de ganar representación legítima y cambiar la cultura de empleo en la compañía. RPG cree en construir una fuerte y beneficiosa relación entre los pilotos de Ryanair y la Dirección de la compañía.