Menú

Seguridad aérea

Dragonfly, el caballo de Troya de la industria aeronáutica 

No nos engañemos. Los pilotos respaldamos y abrazamos la innovación tecnológica, así como la integración de la inteligencia artificial en la aviación comercial. Hay que reconocer que el continuo avance tecnológico en la industria aeronáutica ha ayudado a implantar una cultura de seguridad que ha posicionado al transporte aéreo como el más seguro del mundo. Pero, para ser precisos y garantes de la verdad, esto solo ha sido posible gracias a una ecuación: 2 pilotos en cabina + innovación tecnológica. Cualquier alteración, y no digamos ya supresión, de los factores componentes de esta ecuación generará un impacto muy negativo y un escenario de graves amenazas para los altos estándares de seguridad aérea que tantas décadas nos ha costado implementar. 

En este avance tecnológico de la aviación comercial, Airbus ha mantenido una posición de liderazgo, con desarrollos tan significativos como el Tcas Blue o los motores CFM Leap1A que, en cierta medida, han redefinido la forma en la que abordamos la operación de las aeronaves. Pero ahora, Airbus da un paso más y presenta cómo será el futuro de la industria aeronáutica con su proyecto más reciente: el Airbus Dragonfly. En la página web de Airbus, encontramos más información sobre el mismo: 

“Airbus UpNext DragonFly (…) está explorando nuevas tecnologías de asistencia al piloto para mejorar aún más la seguridad de vuelo y la eficiencia operativa de las aeronaves. Las tecnologías que se están diseñando, desarrollando y probando permiten a una aeronave identificar características en el paisaje para que pueda ‘ver’ y maniobrar de manera segura dentro de su entorno. Estas tecnologías se aplicarán a operaciones de emergencia automatizadas (desvío) en crucero, así como a aterrizajes automáticos en cualquier condición climática y asistencia en tierra” (Fte.: https://www.airbus.com/en/innovation/autonomous-connected/autonomous-flight). 

Lee la noticia completa en MACH82 Nº219 haciendo clic aquí