¿Sabías que...?


¿Sabías que en los primeros años de la aviación los pilotos solían provenir del Ejército del Aire?

En los años 50 y 60, las pocas escuelas de pilotos que existían eran tan caras, 50.000 pesetas de la época, que no estaban al alcance de casi nadie. Así que la manera más habitual de hacerse piloto era a través del Ejército del Aire. Era económico, te daba experiencia y horas de vuelo.


La escasez de pilotos civiles ante las necesidades del creciente mercado de la industria aeronáutica hacía del Ejército del Aire un nicho perfecto para la búsqueda de pilotos que se convertía en indispensable para el negocio. Podían alcanzar hasta el 95 por ciento de la plantilla de una aerolínea.


El auge de la aviación civil durante esos años produce la “espantada” de muchos pilotos militares, que buscan salida en las principales compañías aéreas. Este éxodo viene incentivado por las mejoras salariales y profesionales que ofrecía la aviación comercial.


Compartir en
Volver