A vista de dron

26/10/2017
“Los pilotos de drones no tenemos siquiera un número de licencia asignado”
Entrevista a Antonio Quinzán Bueno, piloto de RPAs.


Mach82. Eres TCP desde hace 28 años, ¿qué te impulsó a dar el salto a ser piloto de dron?

Antonio Quinzán. Soy una persona con múltiples intereses. Además de realizar mi trabajo como TCP, durante estos años he obtenido la licencia de piloto privado y la licenciatura en Historia Moderna por la UCM, además de convertirme en fotógrafo especializado en viajes. Obtener la calificación como piloto de drones me permitía aunar dos de mis grandes pasiones, volar y la fotografía, especializándome en la toma de imágenes aéreas.



M.82. ¿Cómo compaginas ambas actividades?

A.Q. Tengo claro que mi trabajo como TCP en Iberia es lo primero. Mi actividad como piloto y operador de drones queda relegada a los días que me quedan libres.


M.82. Has montado tu empresa de operador de drones. ¿Qué dificultades te has encontrado?

A.Q. Las habituales para cualquiera que quiera ejercer una actividad profesional por su cuenta, con la dificultad añadida de tener disponibles unos días limitados al mes: la inversión inicial, obtener las habilitaciones correspondientes como piloto y operador de drones, darme de alta como autónomo, gestionar el registro de marca, hacer una página web, estar pendiente de las declaraciones trimestrales con Hacienda…El mayor problema es el hecho de tener que trabajar dentro de un marco regulatorio tan estricto que impide la realización de un importante número de trabajos.



M.82. ¿Qué oportunidades de trabajo tienen los pilotos de RPAs que no monten su propia empresa?

A.Q. Es importante remarcar las diferencias entre piloto y operador de drones. Resumiendo, para que un piloto pueda ejercer su trabajo deberá hacerlo a través de un operador, o convertirse el mismo en operador. A día de hoy esas son las opciones para un piloto de drones.



M.82. Como piloto de dron y TCP ¿Crees que la formación que se te ha impartido es suficiente para operar en condiciones de total seguridad?

A.Q. El hecho de haber recibido formación como TCP, piloto privado y ahora piloto de drones no hace sino reforzar el concepto básico de que la seguridad es lo primero. Durante el curso de piloto de RPAs se ha incidido especialmente en este tema. Desgraciadamente la seguridad total no existe, pero el objetivo es llegar a alcanzarla cada día. El análisis de riesgos y la seguridad operacional antes, durante y después del vuelo son los pilares básicos a la hora de realizar cualquier trabajo aéreo.



M.82. ¿Crees que hay desigualdad en la formación entre escuelas en España? ¿Afectaría eso a la seguridad de las operaciones?

A.Q. Quiero suponer que todas las ATO autorizadas por AESA para impartir los cursos de piloto de drones cumplen estrictamente con el programa estipulado. Evidentemente una mala formación afectaría al desarrollo operacional posterior y a todos los elementos implicados en llevar a cabo una operación segura. Personalmente mi formación en DRONEX ha sido de lo más completa, e impartida con un empeño y una profesionalidad dignos de elogio. Ha sido una formación que he podido completar con cursillos intensivos sobre diferentes aspectos operacionales o específicamente técnicos.



M.82.¿Crees necesario que exista una licencia oficial específica para piloto de RPA, otorgada por AESA tras el oportuno examen?

A.Q. Rotundamente, SÍ. A día de hoy la situación es que los pilotos de drones no tenemos ni siquiera un número de licencia asignado. Como dice AESA literalmente en la Pág.1 del Procedimiento para habilitarse como operador de RPAS, (Art 50.3 Ley 18/2014): "AESA no autoriza ni emite licencias para operadores de RPAS de hasta 25kg de masa máxima al despegue (MTOM). Tampoco asigna ningún número de registro o de operador."
Actualmente los pilotos sólo disponemos de la habilitación otorgada por AESA a través de las ATO certificando que hemos hecho el curso o cursos correspondientes tras superar las diferentes pruebas y exámenes teóricos y prácticos. Espero que este" vacío" quede solventado cuanto antes.



M.82. ¿Te sientes lo suficientemente amparado por las actuales leyes a la hora de operar un RPA?

A.Q. Son tantas las limitaciones y factores a tener en cuenta a la hora de realizar una operación con drones que hay que andarse con pies de plomo para no incumplir algún aspecto de la normativa. Desgraciadamente a día de hoy tanto los pilotos como los operadores de drones tenemos un amparo legal bastante limitado. Sencillamente, asumimos casi todos los riesgos.



M.82. ¿Cómo cubren los seguros este tipo de operación aérea?

A.Q. Todo dron operacional debe estar registrado y contar con un seguro. Los seguros actuales sólo tienen cobertura nacional en España, o como mucho también en Portugal. Y están limitados a daños a terceros y sólo por una cantidad determinada. Si pierdo el dron, o lo accidento, el seguro tampoco me cubre su pérdida, sustitución o reparación.



M.82. ¿Apuestas por la creación de un espacio de control de tránsito aéreo exclusivo para drones?

A.Q. Para drones hasta cierto tamaño y peso, sí. De todas formas la creación de un espacio aéreo específico y controlado para drones es un tema en el que las autoridades europeas ya están trabajando. Quedaría limitado a un techo de 150 metros de altura y sólo para drones registrados y geolocalizados. La intención es permitir el uso de los drones con las mayores garantías de seguridad posibles. Es evidente que los drones han venido para quedarse y no queda otra que regular, de una u otra forma, su funcionamiento. A día de hoy ya se está trabajando en las especificaciones y el desarrollo técnico de los diferentes sistemas de gestión y control de tráfico para este espacio específico para drones. Y no sólo en Europa. Seguramente en un par de años como mucho, la mayoría de pilotos y operadores tendremos que ajustarnos a volar en este espacio controlado.



M.82. En caso contrario, ¿crees que sería buena idea que los RPAs operasen en el actual espacio aéreo controlado? ¿Qué peligros representaría la convivencia entre estos dos tipos de operaciones?

A.Q. Sólo sería aceptable para RPAs de cierto tamaño y peso, con unas especificaciones técnicas y de soporte en tierra y comunicaciones que aseguraran al máximo la seguridad en dicho espacio aéreo. El hecho de tener volando a aviones tripulados compartiendo el mismo espacio aéreo con aeronaves no tripuladas a muchos les hace poner el grito en el cielo. Y no es para menos. Se podría decir que es un reto tecnológico y operacional posible, aunque sometido a unas limitaciones y especificaciones referentes a la seguridad para el resto de las aeronaves muy claras. Estaríamos hablando de drones de más de 150 Kg de peso con una tecnología muy avanzada (militar) lo cual dejaría fuera del actual espacio aéreo controlado a la gran mayoría de drones. Es el tipo de aeronaves no tripuladas que actualmente deben volar en espacio aéreo segregado con una autorización especial. Antes de compartir el espacio aéreo actual, con el consiguiente aumento de la densidad del tráfico y carga de trabajo para los controladores, habría que demostrar que estas aeronaves cuentan con sistemas de seguridad, detección, control y comunicación totalmente fiables. Como he dicho al principio es un reto, posible técnicamente, pero que debería cumplir con unos estándares de seguridad tan elevados que todavía tardaremos tiempo en ver esta convivencia. Si la vemos...



M.82. ¿Cómo se te plantea el futuro desde un punto de vista profesional? ¿Crees que hay posibilidades de exista un mercado de trabajo para pilotos de RPAs equiparable al de los pilotos comerciales?

A.Q. Las previsiones de crecimiento para el sector de los drones son espectaculares a nivel mundial. Y a día de hoy suponen una salida profesional para muchas personas. También es cierto que unas expectativas tan elevadas han creado una especie de burbuja que está dejando a mucha gente en el camino. Las estrictas limitaciones, vacíos y carencias de la ley actual, además de la falta de un marco regulatorio internacional que certifique los títulos y licencias de pilotos tampoco nos lo están poniendo fácil. El encaje de un sector tan novedoso en una estructura tan reglamentada como la del sector aéreo tampoco está siendo sencilla. Pero no hay marcha atrás. El ahorro de costes manda y para muchas empresas y sectores productivos el uso de drones supone un abaratamiento muy importante en tareas que hasta ahora suponían horas, riesgos y costes elevados. Evidentemente hay futuro. Tampoco me gusta equiparar a pilotos comerciales con pilotos RPAs. Cada uno tiene su especialidad y su entorno de trabajo que puede ser coincidente en algunos casos. Aunque lo ideal es que cada sector tenga su espacio aéreo delimitado en aras de una mayor seguridad en la operación diaria.



M.82. ¿Qué opinas de que una asociación de pilotos comerciales como SEPLA haya abierto una división para pilotos de drones?

A.Q. Es un paso más, y muy importante, en la aceptación y normalización de un sector, el de los pilotos de RPAs, que ha venido para quedarse. Aunque las funciones de cada uno sean diferentes, la formación en ciertos aspectos es similar. Ambos colectivos estamos sometidos a muchos aspectos de la legislación aérea. Además debemos tener conocimientos comunes sobre espacio aéreo, meteorología, seguridad operacional y muy pronto seguramente sobre comunicaciones. El SEPLA ha venido a reconocer una realidad que ya está aquí.



M.82. ¿Cómo deben ambos mundos, el del piloto comercial y el del piloto de dron, convivir?


A.Q. En cuanto quede definido el espacio aéreo controlado correspondiente al sector de RPAs, ambos colectivos podrán convivir sin mayores obstáculos. El problema no viene de los pilotos de drones formados y profesionales que cumplen la normativa de seguridad vigente. Los posibles incidentes no vienen por este lado, sino por el del creciente número de aficionados a volar drones que carecen de los conocimientos adecuados. La mayoría actúa responsablemente, pero otros desconocen que están sometidos a una serie de normas que definen la seguridad del espacio aéreo. Y que son de obligado cumplimiento para todos. El vacío legal en el que se amparan estos irresponsables sigue siendo la lección pendiente de la normativa actual. Y sus actos, reprochables siempre, la verdadera causa de las posibles tensiones existentes entre pilotos comerciales y pilotos de RPAs. Espero que la próxima legislación sobre RPAs deje mucho más claro qué se puede hacer con un dron y, sobre todo, quién puede hacerlo y por dónde.

Compartir en
Suscríbete por RSS
Descargar PDF
Volver

HEMEROTECA

VIDEO DESTACADO

12/12/2018 | SEPLA eres tú
 
Asóciate a SEPLA
 
ACUERDOS

Disfruta de las ventajas de estar afiliado a SEPLA

 
AVIADORAS

Un proyecto para darnos
voz

 
ACTIVIDADES

Piloto RPAS

Accede a nuestra última revista

Especial Departamento de Servicio al Afiliado
 
Buzón de sugerencias

Piloto RPAS

NEWSLETTER