Aula de vuelo

27/07/2017
Un lugar en SEPLA para los alumnos pilotos
Desde pequeños nos inculcan que tenemos que estudiar para ser alguien en la vida, y nos encarrilan hacia profesiones de provecho, que hagan de nosotros la generación del futuro que tenemos que ser.

Víctor del Castillo - Representante pilotos alumnos asociados a SEPLA

Es en el colegio, entonces, cuando nos preguntamos qué es lo que queremos ser de mayor.


¡Astronauta! ¡Bombero! ¡Médico!
Sí sí, todo eso está muy bien. Pero, ¿de dónde vienen los pilotos? ¿A qué huelen las nubes? ¿Son en realidad los padres disfrazados?


¿Quién no ha sentido esa sensación de cierta emoción al llegar al aeropuerto y buscar el vuelo en las pantallas para confirmar la puerta de embarque? Incluso al hacer las diferentes colas para los controles, esperar a que salga el vuelo mirando por los ventanales, embarcar, ver a la tripulación de cabina dando las órdenes pertinentes… Pero claro, todo eso es desde un lado, y nosotros lo vemos desde otro.


Los pilotos nacen de una vocación tremenda por volar, de un afán indomable por descubrir qué se siente encima de un avión, y es una carrera dura, y llena de obstáculos. Una carrera de fondo que nunca parece terminar, y de verdad que a veces es así.


Desde siempre, ser piloto, se ha considerado algo elitista, propio de familias adineradas, algo a lo que la gente de a pie no podía acceder. Esto era y es, en gran parte, verdad.


Ser piloto no es fácil. Aparte de hablar inglés y tener que estudiar mucho concepto sobre aviación que probablemente ha quebrado los sesos de más de alguno/a hay que tener un fondo de pensiones del que sacar dinero, bastante extenso, pero al final, desde el momento en que te subes al avión, tocas los mandos, metes motor, y despegas, todo, TODO te merece la pena, por esa sensación única que se siente al ir en cabina.


En definitiva, todo se resume en: “persigue tus sueños como sea y cueste lo que cueste”, porque al final la recompensa es mayor cuanto mayor es el sacrificio.


A día de hoy, en SEPLA, queremos seguir con esto, y por eso se ha iniciado una línea de acción para todas esas personas que están en el camino hasta sentarse en una cabina, o que pretenden embarcar en este vuelo con destino al futuro, creando la figura del asociado, y desde donde se está luchando para allanar un poco el terreno pedregoso y empinado en que se convierte a veces poder volar. Así que os animo a todxs a decidir si queréis ver el avión desde el cristal de la terminal, o la terminal desde la cabina del avión, a echarle valor y meterse en este sueño para descubrir la magia de volar… Y por cierto, evidentemente, las nubes no huelen, son gotitas de agua.

Compartir en
Suscríbete por RSS
Descargar PDF
Volver

HEMEROTECA

VIDEO DESTACADO

20/09/2019 | Volar. Ayer, hoy y siempre
 
Asóciate a SEPLA
 
ACUERDOS

Disfruta de las ventajas de estar afiliado a SEPLA

 
AVIADORAS

Un proyecto para darnos
voz

 
ACTIVIDADES

Alumno Piloto

Accede a nuestra última revista

La historia de la Aviación Civil española 1919-2019
 
Buzón de sugerencias

Alumno Piloto

NEWSLETTER